Saltar al contenido

Qué hacer si tu Pug no quiere comer

Cuando le enseñamos a nuestra mascota a probar otro tipo de alimentos que no son los que ellos deberían de ingerir con normalidad, nuestro Pug toma esto como costumbre, por lo que entonces esperarán hasta el final a ver si se le dará algo más apetitoso que los alimentos concentrados que ellos deben comer, otra razón puede ser cuando están enfermos, que definitivamente no reciben ningún tipo de alimento, al contrario solo toman liquido, pero cualquiera que sea el motivo, cualquiera que sea la indicación que dé se le debe de prestar atención.

Uno cree que lo que le pone en el plato puede ser su comida predilecta, pero de repente el perro que un momento antes se ponía alegre expresándolo con el movimiento de su cola solamente  se marcha sin más ó aquel que pedía alimento a ciertas horas del día deja de hacerlo en el momento en que colocas los alimentos en su plato.

pugregañado

La comparación es casi como cuando nos encontramos con un niño revoltoso que no quiere comer pero que no puede expresar él por qué, por eso muchas veces el animal llega a tener un comportamiento similar y  patalea a su manera y se da una situación bastante molesta en donde el dueño aprieta y el animal se niega. Uno así puede llegar a hacer cualquier tipo de invento para satisfacer al perro sin darse cuenta que esa práctica es, justamente, la que provoca su actitud.

Lo que tenemos que entender es que se trata de la premiación por un acto que, en esencia, no es correcto. Es decir, no podemos tomar por tonto a nuestro perro y creer que su actitud no está sabiamente pensada: lo hace porque así sabe que reaccionaremos como él quiere y le daremos lo que desea.

En primer lugar, esto se debe a que el perro no tiene una buena rutina de alimentación, además de una dieta bien suministrada. Hay que acostumbrarlos a comer lo que deben y no lo que quieren. Muchas veces el cariño nos hace perder la objetividad y sucumbimos ante sus caprichos.

Otro error frecuente es dejar la comida disponible para nuestra mascota, no importa la edad el perro debe tener una rutina de horarios de comida y si no desea comer en ese horario debe esperar hasta el próximo turno, dejar el alimento disponible hace que el perro pierda el interés por su comida o peor aún se obsesione con ella y al quedarse solo busque más, también hace que el perro tome una conducta independiente y nos pierda en parte como sus líderes;se debe crear una relación de dependencia con el perro para mostrar quien manda más aún en los primeros años  , debemos recordar que los perros en estado salvaje trabajan por su comida y que tengan a disposición todo si tarbajo alguno pueden conducir a conductas inapropiadas por formar estadios innaturales propios del hombre.

Si el perro continua reusandose a comer, es posible que este enfermo, los perros a veces no comen porque no estan bien fisicamente, en este caso no debemos obligarlo y observar si esta actitud perdura por mucho tiempo, si es así, debemos consultar con nuestro veterinario.

No olvidemos las necesidades nutricionales de nuestro perro  varian con el tiempo y  hay que adecaurse a ellas en los momentos juntos para mantenerlos sanos.

Fuente: micarlino