Saltar al contenido

Precauciones antes de llevar a nuestro Pug a la playa o a la piscina

BeachPug

Antes de hacer que tu perro nade, debes tener muy en cuenta su peso, si tiene mucho pelo o si sufre de algún problema cardíaco, ya que por esto pudieran tener dificultades para nadar hasta llegar al punto tal de ahogarse.

En la playa

Muchos seguro ya saben que en verano y parte de la primavera, se suelen escuchar los casos de mascotas que ingresan a los centros veterinarios debido a los descuidos en los paseos hacia las playas.

jzvsFBK

Existen dos tipos de presentaciones en las clínicas causada por los anzuelos que dejan los pescadores o que corren a la orilla del mar tras ser arrastrados por las olas:

  1. Un propietario que tal y como se ha comido el anzuelo con el sedal lo lleva directamente al centro sin tocar nada
  2. Y el propietario que ingresa a la mascota tras tirar del sedal

El perro que viene con el anzuelo en el estómago sin que hayan tirado del sedal normalmente no lo tendrá clavado. Hay que cortar el hilo y llevarlo al veterinario inmediatamente, sin tirar nunca del sedal, ya que lo que se conseguiría sería clavarlo donde estuviese localizado, con lo que se provocaría una intervención quirúrgica más o menos invasiva dependiendo de la localización del anzuelo.

Por esta razón debemos tener muchísimo cuidado al llevar a nuestra mascota a la playa, ya que puede comerse un anzuelo. Por esto es preferible llevarlo amarrado o con bozal, en caso de que no querer hacer ninguna de las dos, deberás estar muy pendiente y seguirlo a donde sea que vaya.

En la piscina

En verano el problema más frecuente es cuando nuestra mascota cae por accidente en la piscina. Existen diversas de ellas donde nuestros pequeños no pueden salir y por esta razón terminan ahogados por el cansancio.

IMG_4028

Una manera simple de prevenir estos accidentes en la piscina, es colocando unas rampas especiales donde en caso tal que nuestro perro o gato caiga dentro, con la misma puedan salir fácilmente.