Aunque sea una de las tares de adiestramiento más sencillas, no por ello deja de ser una de las MÁS IMPORTANTE durante el entrenamiento de nuestro Pug. Esto implica el hacer que reconozca cual es su nombre.

¿Por qué esto es importante? Porque ello nos servirá a lograr que nuestro Pug preste la debida atención a lo que le decimos cuando sea necesario.

Generalmente basta con repetir muchas veces su nombre cuando nos vayamos a dirigir a él/ella, ya que de esta manera comenzará a identificarlo, aunque deberemos asegurarnos de que cada vez que le llamemos, él/ella responderán a este llamado.

Una de las mejores estrategias para enseñarles a nuestros Pug, es utilizando el método de premiación, dándole una golosina de sus favoritas cuando haga algo correctamente, como por ejemplo, venir cuando lo llamemos.

Un ejercicio sencillo es simplemente ponerle su correa y collar estando dentro de la casa y dejarlo que juegue con la correa suelta. En un momento determinado lo llamamos por su nombre, si nos mira o se nos acerca lo premiamos, bien sea con comida o simplemente acariciándolo y felicitándolo.Si no nos mira, le damos un pequeño y suave jalón a la correa para forzarlo a mirarnos y que nuestro Pug identifique lo que queremos de él.

ugola

Lo importante, como todo tipo de entrenamiento, es la constancia y repetición. Por ello bastará con unas 3 ó 4 sesiones al día de entre 5 a 10 minutos para asegurarnos de ver resultados rápidamente.

Nota: siempre que llames a un perro por su nombre, especialmente en esta fase de entrenamiento  debes hacerlo con un tono de voz feliz para que el perro lo asocie positivamente y responda más fácil al llamado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *