Saltar al contenido

Cómo limpiar los oídos de tu Pug

Es esencial que el aseo de nuestro Pug sea adecuado para evitar así que sufra de infecciones en algún futuro, por ello el cuidado y limpieza de sus orejas es algo fundamental. Al ser las orejas de los Pug un poco dobladas, pueden llegar a recoger fácilmente suciedad y bacterias, por ello es MUY importante limpiarlas periódicamente.

Si por alguna razón tu Pug se rasca mucho las orejas, detectas algún olor desagradable en ellas o sacude mucho su cabecita, es muy probable que entonces padezca otitis por lo que deberás visitar a tu veterinario para que te recete algún antibióticos, generalmente en ungüento, para tratar la infección de sus oídos.

Para realizar alguna revisión sencilla, puedes levantar sus orejitas y mirar en su interior como se encuentran, ya que esto nos ayudará a detectar más rápidamente si existe alguna enfermedad o no.

Cuando el oído de tu Pug está sano, suele presentar un color rosado, ahora, si se ven muy rojos, y si la cera es café o negra, esto nos puede indicar que algo no está bien.

Como procedimiento ideal, lo mejor es comenzar a revisarlas desde que son cachorros para que estos se acostumbren a que sus orejas, bocas, patas, y demás, sean manipuladas y así cuando sean grandes nos dejen hacerlo sin tener ningún tipo de problema. Luego de ello, puedes ofrecerle algún tipo de premio.

Para su limpieza, podemos usar alguna solución limpiadora que nos recete nuestro veterinario de confianza.

pugorj

Paso a paso el proceso para limpiar los oídos de nuestro Pug:

  1. Materiales: solución limpiadora de oídos, algodones o paño limpio
  2. Levanta la oreja de nuestro Pug con una mano, mientras con la otra mano puedes ir aplicando un chorrito de la solución limpiadora. Se puede utilizar una galleta para mantener quieto al perro o solicitar la asistencia de otra persona para que lo sostenga.
  3. Después de aplicar la solución limpiadora se baja la oreja del Pug y se masajea suavemente. Esto permite que el limpiador penetre en el oído y afloje la cera. El perro sacudirá la cabeza instintivamente para deshacerse del exceso de liquido.
  4. Inserta un algodón enrollado en forma de cilindro en el canal del oído, luego gíralo un par de veces y sácalo. Si el oído está muy sucio el algodón saldra café, se puede repetir el proceso una vez más hasta que el algodón salga limpio.
  5. No hay una periodicidad fija para este proceso pues todo depende de la mascota, revisa los oídos de tu Pug y si los ves sucios, límpialos. Lo normal es una vez a la semana.

Más recomendaciones

  1. No utilices copitos. Puedes lastimar a tu Pug con las puntas.
  2. Si bañas a tu perro ten mucho cuidado para evitar que caiga agua en sus oídos.
  3. Si sospechas que tu Pug tiene una infección en los oídos, llévalo al veterinario.
  4. Perros como los Pug y los Cocker Spaniel son más propensos a las infecciones de oído al tener las orejas dobladas o agachadas, lo que hace que acumulen humedad y bacterias fácilmente.

Con información de mundopug