Saltar al contenido

Alimentos light para nuestro Pug

El sobrepeso y la obesidad están creciendo dentro de la población canina y felina donde cada vez son más los casos que hay con estos animalitos así.

Todo esto está causado por un “balance positivo de energía debido a un exceso en la ingestión de calorías respecto a su consumo” es decir, por falta de ejercicio.

El peso ideal

Es importante saber distinguir entre obesidad y sobrepeso. Para ello, podemos basarnos en los pesos ideales de cada raza canina o felina y/o en la constitución física de cada animal. Si la desviación del peso ideal respecto del real de ese animal es muy elevada, podemos sospechar que se trata de un ejemplar obeso; pero debemos recordar que cada animal es diferente, y por ello debemos basarnos principalmente en la constitución física.

Los pesos ideales, al igual que en las personas, son sumamente variables. Por ejemplo, dos animales de raza boxer del mismo sexo y edad: no podrá tener el mismo peso un ejemplar de línea americana que uno de línea europea. Y aún siendo de la misma línea, existen considerables variaciones de peso entre diferentes ejemplares de boxer.

Los pesos ideales son únicamente orientativos, pero no nos servirán para valorar el estado de sobrepeso u obesidad de un animal.

Para valorar la constitución corporal adecuada de una mascota debemos poder palpar su cintura, justo tras sus costillas. Además, las costillas deben ser palpadas y contadas, y el abdomen debe ser plano y firme.

En los animales con sobrepeso la cintura suele ser difícil de palpar, así como las costillas, y el abdomen pierde su firmeza. En los obesos se palpan cúmulos de grasa, es imposible palpar la cintura y la mayoría de costillas, y su abdomen suele estar distendido.

Un paso a la obesidad

Es importante hacer entender a los propietarios de los animales de compañía con sobrepeso que éste es el paso preliminar a la obesidad, y que ésta puede alterar considerablemente la salud de sus mascotas, así como su esperanza de vida.

La obesidad se asocia a un aumento de la gravedad y de la incidencia de problemas cardiopulmonares, musculoesqueléticos, diabetes, por no hablar del riesgo quirúrgico y anestésico que supone someter a una cirugía a un animal obeso.

Una mascota obesa o con marcado sobrepeso va a presentar antes síntomas de artrosis/artritis, y éstos serán más graves. Los animales con problemas cardiopulmonares, tales como insuficiencia cardiaca, verán agravado su cuadro clínico si padecen sobrepeso.

Muchos ejemplares obesos presentan patologías asociadas, como hipotiroidismo, cardiomiopatías… que deben ser descartadas por el veterinario antes de recomendar un alimento para control del peso (“Light”).

¿Por qué los alimentos Light ayudan a controlar el peso?

El origen de la palabra “Light” proviene del inglés y significa “ligero”. Los alimentos “Light” suelen tener unos niveles de grasa bajos, alto contenido en fibra y una energía moderada para poder controlar el peso.

Cuando surgieron estos alimentos para animales de compañía presentaban también unos niveles de moderados a bajos de proteínas porque se creía que, dado que proporcionaban energía al ser metabolizadas, favorecían la ganancia de peso y se debía disminuir su aporte en las dietas para control de peso.

Los alimentos light para el control del peso de los animales de compañía presentan:

  • Unos niveles de proteína elevados: para evitar la pérdida de masa muscular durante la pérdida de peso.
  • Unos niveles de fibra elevados: la fibra aumenta el tránsito intestinal y dificulta la absorción de grasas en intestino.
  • Unos niveles de grasa y calorías bajos: para favorecer la pérdida de peso y evitar la acumulación de grasa.
  • L-carnitina.

En una dieta para perder peso el balance energético debe ser negativo. La grasa del tejido adiposo es movilizada.

¿Qué función tiene la L-Carnitina?

La L-Carnitina es un derivado de los aminoácidos, necesaria para la oxidación de los ácidos grasos de cadena larga (y poder así transportarlos para quemarlos posteriormente), que es sintetizada por el cuerpo.

Sus funciones en el control de peso son:

  • Ayudar a transformar la grasa en energía, favoreciendo la reducción de los depósitos de grasa en el perro y gato.
  • Ayudar a reducir la pérdida de masa muscular en perros y gatos.
  • Ayudar a acelerar la pérdida de peso en gatos.
  • Ayudar a prevenir la cetosis y la lipidosis hepática (acumulación de grasa en el hígado) en gatos. Este último es un problema frecuente que puede aparecer cuando un felino obeso pierde rápidamente peso. Es una patología muy grave que debe evitarse controlando la pérdida de peso.

La suplementación con L-carnitina aumenta la masa muscular, la masa ósea y la densidad ósea en cachorros de razas grandes.

Cuando no pierde peso

¿Por qué, en ocasiones, el animal no pierde peso, sino que aumenta?

– La causa más frecuente suele ser que el animal recibe más alimento del que debe. Para ello hay dos posibles razones: que ingiere más comida además de su alimento seco light (proporcionada de manera extra por su propietario), o que la dieta no se ha ajustado correctamente. Esto puede deberse bien a que no se ha pesado el animal y no se ha adecuado su peso real a la dosis diaria recomendada, o bien porque se ha calculado su dosis recomendada para mantenimiento en vez de para pérdida de peso.

En algunos animales obesos podemos observar cierta ansiedad al ver disminuida su dosis de alimento (o tipo de comida). Son animales que van a intentar conseguirlo de forma extra de cualquier parte, y que van a pedir más de lo habitual. En ocasiones se pueden tranquilizar con premios especialmente formulados para dietas de pérdida de peso o dividiendo su cantidad de comida recomendada en varias tomas diarias.

Algunos que conviven con más animales dentro de la misma casa suelen presentar tendencia a la obesidad debido a la competencia por el alimento. En estos casos, deben ser alimentados por separado -tanto para controlar el tipo, como la cantidad de alimento que ingieren-.

  • El animal padece algún tipo de enfermedad endocrina que favorece el aumento de peso y dificulta su pérdida; la más habitual suele ser el hipotiroidismo.
  • Predisposición racial: labrador retriever, beagle y cockers son razas de perros con tendencia al sobrepeso/obesidad.

¿Cómo controlar el peso de los animales de compañía?

  • Pesar frecuentemente al animal y administrar el alimento más adecuado para su actividad y la cantidad que le corresponda. Si es un alimento light, calcular primero la cantidad recomendada para pérdida de peso. Una vez alcanzado el peso deseado, calcular la dosis recomendada para mantenimiento.
  • Controlar su condición corporal (cintura, costillas, abdomen).
  • Evitar SIEMPRE las pérdidas de peso rápidas y descontroladas.
  • Realizar ejercicio de manera regular. Es mejor de corta duración y mayor frecuencia.
  • Evitar los aportes extra de energía (restos de comida casera, golosinas…).
  • Acudir al veterinario si el animal gana o pierde peso de manera anormal.

Con información de micarlino.com