Saltar al contenido

Perros Pug: Mascotas de compañía

De las razas caninas caracterizadas por su servicio de compañía que más resalta en los últimos tiempos encontramos el carlino o Pug. Una mascota socialmente estable de tamaño pequeño ideal para las familias con apartamentos o espacios pequeños, lo que lo hace una de las razas más populares del mundo en los últimos años.

Características de los perros Pug o Carlino

Las características de la raza Pug fueron cuidadosamente definidas por las mejores escuelas de investigación canina a nivel mundial, todo debido a ser una raza China que realmente fue mejorada en Reino Unido, tener características de razas caninas de gran tamaño pero solo alcanzar una altura promedio de 30 a 40 cm de altura.

El peso promedio de los Pug es de 6 a 8 kilogramos en la etapa adulta. Si se encuentra por debajo de 6 kilogramos puede sufrir de desnutrición lo cual afectaría el desarrollo de sus huesos debido a la falta de minerales esenciales como el calcio, si se encuentra por encima de 8 – 10 kilogramos  en etapa joven es recomendable bajarle a las raciones de comida y aumentar los ejercicios, en etapa adulta superior puede provocarle infartos o problemas respiratorios por lo que recomendamos disminuir las raciones de comida y hacer ejercicios suaves.Perros Pug
 
Los perros Pug tienen un rostro muy singular. Lo primero que recordaremos son sus ojos saltones y cara arrugada, aunque algunos aseguran que su mirada es alegre en realidad el aspecto del Pug es triste cuando está en reposo, mientras que en actividad sus músculos se estiran y dan el aspecto alegre y relajado.
 
En cuanto a su cuerpo, como mencionábamos alcanza una altura de 35 cm y peso de 8 kilogramos, lo que significa que es un canino de tamaño pequeño, pero bien proporcionado, es decir, con patas de igual tamaño siendo más fuertes las traseras y musculatura tonificada, siendo más compactada en el tórax, de modo que a la vista se le ve amplia y rígida. En conclusión, la raza Pug destaca por ser compactada, rígida y arrugada, recordando que sus arrugas aparte de la suciedad que llega a acumularse, no representan un problema en su vejez.
 
Los colores puros de la raza Pug  son el negro y arena (beige). Con el tiempo se volvió característica la mascota de color beige, con rostro y orejas negras, en ocasiones de cola negra o con una línea oscura posterior en su cuerpo hasta la punta de la cola, pero manteniendo el color arena en sus extremidades.
 
El sistema digestivo de la raza Pug es similar a cualquier otro tipo de can, no se distinguen novedades para reportar, sin embargo la alimentación no debe ser a voluntad (todo el tiempo disponible), controlándose a solo 200 – 300 gramos diarios con concentrado altamente proteico y especial para razas pequeñas (consulta con tu proveedor más cercano o lee Alimentación de la raza Pug). El agua debe ser potable y disponible todo el tiempo.
Es de destacar que no debe considerarse los perros Pug como especiales o frágiles, son perros de libre competencia y aunque en encuentros internacionales siempre son castigados por su desobediencia, en cuanto a desarrollo físico son altamente competitivos entre las razas de menor tamaño.
 

Fases de crecimiento de la raza Pug o carlino

 

Fase 1. Recién nacidos – 2 semanas de edad

Una regla universal para todos los caninos es que el nacimiento de los cachorros debe hacerse sobre una zona limpia y seca, preferiblemente con sabanas/trapos/prendas en buen estado, bajo una temperatura acorde a su raza y clima local, con suficientemente agua para la madre y alejados de cualquier señal de estrés.
 
Por las características morfológicas de los Pug se recomienda estar atentos a cualquier señal de auxilio por la falta de respiración, aunque la madre lo lamerá para motivarla. Es recomendable consultar la disponibilidad del veterinario una vez inicie el proceso de parto, para en caso de emergencia recurrir a él rápidamente.
 
Luego del parto, los cuidados en esta etapa se hacen especiales para la madre, la cual los alimentara y mantendrá abrigados, lo único que se encuentra en nuestras manos es mantener el lugar en las mejores condiciones sanitarias posibles.
 

Fase 2. De 2 a 7 semanas

Los problemas respiratorios han quedado en el pasado, el Pug aprende a sobrevivir en el entorno y adaptarse a los cambios alimenticios, aunque la madre seguirá en la etapa de lactancia el concentrado que debemos comprar es para desarrollo y crecimiento, recordándoles la visita obligatoria al veterinario para sus primeras vacunas, en el momento preguntar si es necesario algún tipo de vitaminas o purgantes.
 

Fase 3. De 7 a 12 semanas 

Aunque apenas tiene pocas vacunas, el desarrollo inmunológico, digestivo y muscular empiezan a ser parte del día a día del Pug, de modo que aumenta la necesidad de proteína y minerales en su dieta. Son pocas las necesidades del cachorro en esta etapa, pero su actividad física diaria requiere cuidados especiales para evitar accidentes.
 

Fase 4. Fase de desarrollo

Desde el cuarto mes de edad empieza el desarrollo sexual y muscular del canino. Los cuidados se vuelven estrictos en la seguridad y alimentación del Pug, donde bajara su consumo diario pero aumentara la actividad, es recomendable realizar ejercicios con las mascotas desde esta etapa.
 

Fase 5. Fase adulta

Al llegar a su adultez, el Pug adquiere comportamientos de perros guardianes, manteniéndose quieto en ciertos lugares y mejorando su  ladrido, siendo más grave con la edad. Se hace obligatoria la visita a un veterinario para conocer el estado dental, respiratorio y digestivo del animal, además de revisiones periódicas de sus orejas, patas y cara.
 
En las anteriores fases de crecimiento de la raza Pug resaltamos características singulares en este tipo de canes, otros cuidados son similares a todos los canes en general, anotando la visita obligatoria no menos de dos veces al año a un veterinario para conocer el estado actual de nuestros canes e identificar problemas de salud.
 
Como mascotas de compañía son excelentes para los niños, debido a que disfrutan sus juegos y que mantengan atención sobre ellos, sin embargo, el Pug no deja de ser un animal y el respeto por su integridad debe ser enseñado a nuestros hijos para evitar ataques accidentales que aunque no son comunes en ellos pueden presentarse.
 
Aunque necesitan ejercicios a diario (recuerda leer sobre ejercicios para perros Pug) pueden desarrollarse en apartamentos o casas pequeñas, con adecuadas rutinas que reduzcan su nivel de estrés y alimentación adecuada no tendrás ningún tipo de problemas.
 
En conclusión, los perros Pug están genéticamente diseñados para ser excelentes mascotas de compañía, aunque son un poco desobedientes, no causan mayores problemas, son agradables con los niños, no son agresivos con extraños y buscan siempre llamar la atención de los demás con gestos sensibles aparentemente tristes.
Por último te recomendamos:

Visitar regularmente al veterinario
Realizar ejercicios mínimos 5 veces por semana
Alimentarlos con concentrados especiales
Mantener su cama limpia y aseada
Evitarle mantenerlo en lugares húmedos
Mantenerlo en una rutina de baño y limpieza en sus arrugas
Otros cuidados esenciales

Sin dudas, la raza Pug siempre presentara un desafío para nosotros, desde ahora debes prestar mayor atención a sus comportamientos y recordar todas las características de los carlino.