Saltar al contenido

Características física de los Pug

Si piensas adoptar o comprar alguno de estos simpáticos caninos, es necesario que conozcas algunas de sus características físicas y de personalidad que los definen para poder así estar un poco más consiente de como es este hermoso perrito quien es mucho más que unos ojos saltones y un pelo corto.

  • Altura: unos 35 cm
  • Peso: unos 8 kg
  • Capa: beige (plateada o albaricoque) o negra, máscara y orejas negras, a veces con una raya negra a lo largo del dorso, desde la occipucio a la cola (saddle mark)
  • Promedio de vida: de 10 a 12 años
  • Carácter: tranquilo, sociable, sensible, muy apegado a sus dueños, vivo y muy juguetón
  • Relación con los niños: muy buena
  • Relación con otros perros: buena
  • Aptitudes: perro de compañía
  • Necesidades del espacio: bien adaptado a la vida en el interior de la vivienda
  • Alimentación: 200g diarios de alimento seco completo
  • Arreglo: nulo
  • Coste mantenimiento: moderado

Es descrito por algunos amantes como “la mezcla perfecta de atractivo canino y melancolía”, el Pug es un perro que logrará mantener de forma inmediata entretenidos a sus propietarios durante horas ya que su personalidad es bastante parecida a la de un payaso.

El ladrido del Pug es sorprendentemente grave en relación con su tamaño. Y con esto cabe acotar que suele ser un perro guardián bastante bueno, ya que enseguida ladra cuando suena el timbre de la puerta o cuando alguien se acerca a la casa. Cabe acotar que si usted es una persona de sueño ligero, vale tener presente que aunque no todos los Pug roncan, muchos sí lo hacen.

El Pug es un perro pequeño excepcionalmente limpio y que apenas tiene olor perruno. Algunos consideran que el Pug es una raza muy adecuada para la gente anciana y/o discapacitada, aunque no se puede olvidar que, al igual que todos los perros, es fundamental que hagan algo de ejercicio.

Características físicas

El Pug es un perro de estatura pequeña, además es un poco cuadrado y rechoncho y tiene unas proporciones bien combinadas, además de una musculatura compacta, lo que hace que sea un animal pequeño y fuerte bastante diferente de la mayoría de los perros pertenecientes al grupo de razas miniatura.

Su peso ideal es de 6,3-8,1 kg, aunque algunos tienen un peso algo mayor y, seguramente, pocos machos existarán con un peso menor de 8,1 kg. El estándar no diferencia entre la talla de los machos y las hembras, pero estos igual suelen ser un poco más grandes.

Siempre deberían recordar que los Pug suelen disfrutar mucho su comida y pueden llegar a ser bastante glotones. Así que es necesario el tener un control suficientemente estricto con su dieta para que no acabe con sobrepeso, ya que si llegase a tener un peso muy excesivo, es muy difícil que lo pierda.

El tórax del Pug es amplio y el cuerpo se encuentra implantado sobre unas extremidades fuertes. La cabeza, que es grande, redonda, arrugada y con unos ojos oscuros y globulares se ve compensada en la parte trasera por la cola, que es de implantación alta y fuertemente enroscada por encima de la cadera.

  • Colores y capa

Podemos encontrar Pug de color plateado, albaricoque, leonado y negro, aunque actualmente los de color plateado son suelen verse con mucha frecuencia. Por ejemplo, los Pug leonados tienen una doble capa, que consiste en una capa externa resistente a la intemperie y en una subcapa suave y aislante. En los Pug negros la capa es sencilla.

Características de los Pug

Los colores están claramente definidos y deberían disponer de una línea negra (también llamada “señal”) que se extienda desde la parte posterior de la cabeza hasta la cola. El hocico también debería ser lo más negra posible, al igual que las orejas, los lunares de los pómulos y el “diamante” (o “mancha de pulgar”) de la frente.

Muchos criadores consideran que la calidad general de los Pug negros actuales no es tan buena como antaño. De todas formas, sigue habiendo un puñado de ejemplares negros de excelente calidad capaces de hacer la competencia a los mejores y que están a la altura de los ejemplares de antes. Desgraciadamente existen pocos criadores que se dediquen a los Pug negros en la actualidad, ya que la capa debería ser negra azabache y sin manchas de ningún otro color.

El pelaje del Pug es de fácil cuidado, ya que es liso, fino y suave. Se trata de una capa corta y lustrosa que no debería ser ni áspera ni lanosa al tacto. La gente que padezca alergia debería comprobar, antes de adquirir un Pug, que su pelo no les cause molestias. Debe tener muy presente que el perro permanecerá a su lado de por vida, así que debe asegurarse de haber tomado una buena decisión y haberse informado bien antes de decidirse por una cierta raza.

Como dato extra cabe acotar que algunos Pug sufren alergia a las pulgas, así que es muy importante que mantenga al suyo libre de estos parásitos.

Debido a las arrugas de su cabeza, se debe tener un especial cuidado para mantener esta zona limpia y así evitar cualquier acumulación de suciedad que podría provocar irritaciones cutáneas.

  • Cola

La cola enroscada del Pug es natural y no se corta para que tenga este aspecto. De hecho, no es tan corta como pudiera imaginarse con una primera impresión; lo que pasa es que está muy enroscada.

Hace poco se ha visto que unos pocos Pug sufren un problema vertebral que parece que está provocado por la cola enroscada. Esto suele apreciarse antes de que cumplan los 12 meses y puede provocar, desgraciadamente, que el perro quede lisiado.

Mundoanimalia