Saltar al contenido

La mejor comida para nuestros Pug

En el siguiente artículo no se explicará exactamente que tipo de marca comprar porque eso al final es decisión de cada uno de ustedes según las necesidades de su perro. Lo siguiente que verán son unos factores que hay que tener en cuanta para reconocer lo que hace que un alimento sea mejor o peor en cuanto a calidad, lo cual lleva a influir a la alimentación en la salud y personalidad de nuestro perro.

No todos deben comer necesariamente lo mismo

Existen varios factores que pueden y deben influenciar el tipo de comida que le das a tu pug, desde el aspecto económico, pues algunas marcas de pienso pueden tener un precio elevado, la accesibilidad, porque hay cuidos muy buenos pero que en el lugar en el que vivimos son difíciles de conseguir, hasta las características de nuestro perro.

No hay una receta mágica perfecta que pueda ser considerada “El mejor alimento” para los pug. De hecho, factores como su nivel de energía, edad, enfermedades y hasta gustos determinarán que es lo mejor para tu pug en particular.

Cleo, por ejemplo, ha pasado por tres marcas de cuido en su vida. La primera dejé de utilizarla porque no la podía encontrar en los comercios cercanos a mi casa, es decir no tenía una buena accesibilidad.

El segundo cuido lo usé por cinco años hasta hace unos meses y aunque era un cuido de calidad y precio estándar estaba muy contenta con él. El cuido que le estoy dando desde hace un mes lo empecé a utilizar por recomendación de mi veterinario, es un pienso especial para alergias y piel sensible que ha ayudado muchísimo a disminuir la cantidad de pelo que muda Cleo, pero cuesta más del doble que el cuido anterior.

pug

Por qué cambiar de cuido

Todos los alimentos para perros disponibles en el mercado contienen diferentes ingredientes, y distintos niveles de proteína, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales. Existen unos niveles mejores que otros, pero en general es tu perro, con su comportamiento y reacción física el que te dirá que es lo mejor para él.

El estado de salud de tu pug es el mejor indicador de la calidad de la alimentación; mal aliento, un pelaje grasoso, sin brillo y aspero, gas excesivo, diarrea o estreñimiento recurrente, energía muy baja o en exceso pueden indicar que la comida no es la más adecuada para tu mascota, aunque recuerda que ante cualquier problema de salud lo primero que debemos hacer siempre es consultar a nuestro veterinario.

En cuanto a la comida, observa bien su tabla de ingredientes, los niveles de proteína y grasas así como el contenido calórico y tenlo en cuenta a la hora de comparar la calidad con otros alimentos.

No hay una receta mágica perfecta que pueda ser considerada “El mejor alimento” para los pug. De hecho, factores como su nivel de energía, edad, enfermedades y hasta gustos determinarán que es lo mejor para tu pug en particular.

Qué factores tener en cuenta al escoger el alimento

Aporte calórico: igual que en los humanos, la cantidad de calorías que ingerimos deben depender del nivel de actividad que tengamos. Si tenemos un perro muy activo, que camina por horas la ingesta de calorías debe ser mayor.

Si el nivel de actividad es bajo y prácticamente el perro se la pasa echado o hace muy poco ejercicio, la ración de comida debe ser menor para evitar que engorde o que tenga mucha energía acumulada. En el caso de los pugs, la mayoría hace poco ejercicio por lo que no es necesario que consuman muchas calorías.

Edad: Los requerimientos nutricionales de un cachorro, un perro adulto, y un perro viejo o mayor son diferentes, por eso es recomendable variar la alimentación según la etapa en la que se encuentre nuestro perro. Por lo general en los pugs, se considera un perro adulto al cumplir el año y un perro mayor a partir de los 8 aproximadamente.

Clima: Un perro que vive en un clima frio necesita más calorías que uno que vive en tierra caliente.

Reproducción: una hembra embarazada o en lactancia necesita de una cantidad mucho mayor de nutrientes, por lo que hay que poner mucha atención a la alimentación que se le da.

Esterilización: los perros que han sido esterilizados o castrados pueden tener un menor gasto energético por lo que es recomendable que consuman alimentos con un nivel menor de calorías, o menor cantidad, para evitar que aumenten de peso.

Fuentes:
http://www.wikihow.com
http://www.cesarsway.com/
http://www.whole-dog-journal.com/