8 consejos para bañar a tu Pug

Varios de estos consejos aplican con cualquier raza de perro, así que pon ojos atentos a las indicaciones que te dejaremos a continuación para que tu pequeño Pug reciba una limpieza profunda y bien merecida.

Sigue nuestros consejos

1) Procura que tu cachorro haya completado su ciclo de vacunación para poder bañarlo por primera vez. Si tiene menos de 4 meses de edad, todavía están desarrollando sus defensas en el cuerpo, por ello lo mejor es NO BAÑARLOS antes de este tiempo para poder evitar así que se enfermen. Si se encuentra muy sucio, podrás limpiarlo con toañitas húmedas (las de bebé) aunque sea una vez por semana hasta que cumpla los 4 meses.

2) ¡No lo bañes seguido! El exceso de baños puede hacer que su piel se reseque. Un baño 1 vez al mes es más que suficiente, pero si se ensucia mucho, máximo cada 15 días tampoco le hará daño.

3)Por algo los productos especiales para perros se encuentran en el mercado. El PH de la piel de nuestro Pug es totalmente diferente al de nosotros los seres humanos, por eso no se recomienda usar nuestros mismo productos en ellos.

11149331_819689368115891_7895077391454661564_n

4) Después de bañarlo ¡Sécalo bien! Escurre la mayor cantidad de agua con el paño y luego usa un secador de pelo (cuidado con el calor del aire, aleja un poco éste para que no se irrite su piel). Si se deja húmedo a nuestro cachorro , permitiremos que generen la aparición de hongos o de otras infecciones.

5) Mucho cuidado con las ojos y las orejas de tu Pug, evita que les caiga agua en ellos.

6) Regularmente procura limpiar sus orejas y arrugas.

7) Otro método de mantenerlo limpio es cepillando su pelaje todos los días, ya que con el cepillo no solo se eliminará el pelo muerto, sino también junto con ellos la mugre y el polvo.

8) Para finalizar, asegúrate de enjuagar muy bien los restos de shampoo que queden luego del baño, ya que son sino podrá generar alergias en nuestro Pug.

0
  Comentarios en 8 consejos para bañar a tu Pug